Mi tío tenía razón

El Ramón sánchez Pizjuán

El árbitro acababa de pitar el final del partido. Yo levantaba en brazos y abrazaba a un crío que no llegaría a los 10 años. En ese momento los dos nos vimos y aunque no nos conocíamos de nada nos encajaba perfectamente desahogar nuestra alegría de forma efusiva con un perfecto desconocido. Pocos minutos después me sonaba el teléfono. Era mi tío, creo que muy pocas veces en la vida había hablado con él por ese diabólico aparato que odiaba y del que rehuía siempre que podía. ” – Niño, nos hemos traío la copa. La copa. – Claro que si tito, la copa es nuestra”, le respondía yo con lágrimas en los ojos. Él tenía en ese momento casi 80 años y llevaba cinco décadas vagando por campos enfangados y horas y horas de transistor y disgustos de los grandes.

Antes de irse estuvo a punto de ver a su Sevilla ganar una Liga pero no pudo ser. Esa es una de mis grandes penas aunque sé que se fue viendo al equipo de sus amores ganando y reinando y eso no es poco. Por eso, siempre que hay partido, y más en las citas como hoy, entro al campo, me siento en mi bendito Gol Norte y miro al cielo: “Gordo, hoy ganamos”. Y es que yo siempre pienso que hoy ganamos, mañana será otra historia. Y ese, fundamentalmente es uno de los motivos que me hacen mantener esta locura de amor por un equipo de fútbol. No le pido a nadie lo comparte conmigo ni incluso que me entiendan, si que me respeten. Esta locura se transmite y hace que nada vuelva a ser igual.

Diez años hace de ese abrazo con un niño desconocido que hoy será un hombre y de esa llamada de complicidad con mi tío. Y desde entonces, fiel al ADN sevillista, pensaba que esta historia de amor con los partidos importantes, las semifinales, las finales y nuestros capitanes levantando copas como el que reparte caramelos se iba a acabar. Pero no se acaba. Después del gol de Puerta llegó la final Eindhoven, la mano de Palop, el gol de Kanouté, el penalti de Rakitic, el pase de Reyes y así suma y sigue hasta que esta noche volvamos a la batalla con unos viejos conocidos del Sur de Ucrania.

Así que hoy volveré a mi grada sin miedo, con orgullo y con respeto. Volveré a mirar al cielo pidiendo un poco de ayuda. Volveré a cantar con los míos clamando por una nueva final. Volveré a sentir lo que se siente cuando uno no puede vivir sin pisar el Ramón Sánchez Pizjuán. Y ganemos o perdamos habremos vivido otro día único, de esos de los que mi tío tuvo que esperar 50 años para poder ver y nosotros, una generación de afortunados (y más de un desagradecido), estamos viendo prácticamente todas las temporadas. Hoy, cuando el balón empiece a rodar a las 21:05, recuerda Sevilla, no estás solo en esta batalla.

Que los acompañantes de menores de 3 años viajen gratis en TUSSAM

Últimamente no suelo usar mucho el autobús, solo en  contadas ocasiones. Vamos, básicamente cuando llueve. El tema es que la pasada noche tuve que hacer uso de una de las líneas de Tussam (Transporte Urbanos de Sevilla Sociedad Anónima Municipal). Como el tiempo de espera era de casi 15 minutos pues me dediqué a leer la cartelería de la marquesina para entretenerme un rato.

Lo primero veo que en las ‘Normas de uso del servicio de transportes urbanos de Sevilla’ son los clientes exentos de pago: menor de tres años, lazarillo de invidente y acompañante de PMR (persona con movilidad reducida) bajo acreditación de “un grado de discapacidad igual o superior al 33% y con un baremo de movilidad en grado que dificulte la utilización de medios de transporte colectivo”.

Y me parece genial que los lazarillos de los invidentes y los acompañantes de PMR no abonen su correspondiente billete. De hecho la lógica es aplastante, si ellos no los llevaran posiblemente no tendrían forma alguna de usar el transporte público (no en todos los casos). Mi pregunta es: ¿cómo puede hacer uso del autobús un menos de tres años?

Al igual que facilitamos el acceso a otros acompañantes, ¿no debería ser gratuito el billete de la persona que va con el menor? ¿Un menor de tres años está capacitado para viajar sólo en autobús? En caso de que sus padres o tutores legales no tengan medios económicos para acceder al uso del transporte público, ¿cómo hará el menor uso de esta supuesta ventaja que le ofrece el Ayuntamiento de Sevilla?

Pues bien, me dirigí directamente a preguntar al Ayuntamiento a través de Twitter y la verdad es que su respuesta no me aclaro mucho:

Así que me dijeron lo que ya sabían y el motivo de mi pregunta. Vamos, una contestación muy ‘política’. Con contenido pero con poca sustancia. Así que desde esta humilde ventana me gustaría pedir que se revisara ese apartado de las normas de uso de Tussam y se tuviera en cuenta esto que planteo. El menor no acompaña al adulto, el adulto acompaña al menor y por eso no debería abonar el billete. Esa pequeña persona necesita de otra que si no puede acceder al servicio no podrá ayudar.

Así que desde este blog y desde la web Change.org solicito billetes gratuitos para los acompañantes de menores de tres años más aún en estos tiempos tan difíciles que vivimos y en una ciudad como Sevilla golpeada de forma muy dura por la crisis y con una tasa de paro superior a la media del país. Puede que sea una medida pequeña e insignificante para pero diría mucho de la calidad de los dirigentes del consistorio sevillano.

Esa locura que hace que el hombre sea niño

Escribía Don Eduardo Galeano en su libro ‘El fútbol a sol y sombra‘ que “la historia del fútbol es un triste viaje del placer al deber. A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí. En este mundo del fin del siglo, el fútbol profesional condena lo que es inútil y es inútil lo que no es rentable. A nadie da de ganar esa locura que hace que el hombre sea niño por un rato, jugando como juega el niño con el globo y como juega el gato con el ovillo de lana: bailarín que danza con una pelota leve como el globo que se va al aire y el ovillo que rueda, jugando sin saber que juega, sin motivo, sin reloj y sin juez”.

Coke y Fazio en el Betis - Sevilla Continue reading

Instagram o la nueva forma de hacer periodismo

Las redes sociales han revolucionado muchos aspectos de nuestro día a día, es algo de lo que nadie tiene duda. Desde los grandes gurús del 2.0 a nuestras abuelas. Comunicar ya es algo diferente. Twitter, Facebook y otros gigantes de la web están aquí para demostrarlo. Obviamente los medios de comunicación no van a quedar al margen de ello. Pero bueno, qué os estoy contando que no sepáis ya.

Y claro los medios de comunicación cada vez hacen un uso más responsable y ético de los medios sociales para contratstar, desmentir o sugerir noticias. Todo muy profesional. Vamos, como se hacía antes pero usando los nuevos medios que nos brinda la maravillosa era digital.

Estos días he visto dos grandes ejemplos del buen uso de las redes sociales por parte de los medios de comunicación. Ambos han usado a Instagram, nuestra red favoritas para colgar fotos de homenajes culinarios, pechotes y atardeceres cuando salimos a correr. Pero claro, no solo los mortales usamos la red de los filtros apañaos que nos hace parecer más bonicos, también lo hacen los futbolistas. Vamos allá.

El primer caso lo encontramos en As. Yo diría que esto se acerca al periodismo de investigación. Todos los amantes del deporte rey sabemos que se ha rumoreado con el fichaje de Radamel Falcao por el Madrid. ¿Qué hacen los compañeros de As? ¿Llaman a su representante? ¿Se intentan poner en contacto con el interesado? ¿Alguna fuente de los clubes que pueda confirmar o desmentir los rumores? Nah, eso son MIERDAS. Vamos a su cuenta de Instagram y vemos que “FALCAO COMIENZA A SEGUIR EN INSTAGRAM A BALE, ISCO Y KHEDIRA“.

Falcao, As e Instagram Continue reading

Dictadores de primera y de segunda

Es curioso el doble rasero que tenemos en este país para todo. Nos encantan los extremos y la bipolaridad. Blanco o negro. Y os lo dice un sevillano de Sevilla, ciudad cainita donde las haya. Aún así no me deja de sorprender como dependiendo del prisma con el que se miren las cosas pueden resultar tan diferentes.

No sorprenderé a nadie al escribir sobre la polémica de que la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) en la cual colaboran algunas de las cabezas visibles del partido político ha recibido, según ha revelado el ideológicamente renovado diario ‘El País’, desde el año 2002 unos 3,7 millones de euros del Gobierno venezolano, al cual el Gobierno español ha vendido armas pero ese es otro tema.

 Teodoro Obiang y Mariano Rajoy, durante una reunión en 2006 en España. EFE

Teodoro Obiang y Mariano Rajoy, durante una reunión en 2006 en España. EFE

Continue reading

La bicicleta es sexi

Bicicletas Etarras

La bicicleta es sexy, cada vez lo tengo más claro. Coges tu vehículo de dos ruedas no motorizado, tú y él, los dos solos por tu carrilito-bici y con toda la ciudad por delante. Una maravilla, vamos. Además, estamos hablando de que servidor disfruta de esta situación en una ciudad como Sevilla, llana como ella solita y sin mucha lluvia. Fijaros si es llana, que tenemos una cuesta y le pusimos nombre. Vamos, perfecta para esto de desplazarse en bici.

No soy yo el único que piensa de esta forma. Hace poco tiempo una web danesa, de las mas prestigiosas en esto de las dos ruedas, dijo que Sevilla era la cuarta ciudad del mundo para ir como DIOS montado en uno de estos aparatejos. Ahí es ná. Además los últimos estudios de la Universidad de Sevilla sitúan en un 7% el número de transportes que ya se hacen de forma sostenible y ambientalmente reponsable en la ciudad. Aunque parezca poca cosa ya os digo yo que es un dato muy importante.

Pues bueno, eso parece no interesar mucho a los que piensan que en SEVILLA hay que hacer las cosas de SEVILLANAS MANERAS. En este momento el mantenimiento de nuestro carrilito-bici se encuentra, no digamos abandonado digamos poco obervado. Obvia decir que si eso está así las miles de ‘Sevicis‘ (se dice de esas bicis de alquiler que cada año cuestan más) suelen estar en unas condiciones, digamos no adecuadas. Vamos, en confianza, que sin frenos uno se puede matar. Lo de quitar la oficina de atención al ciclista es otra historia. En conclusión, que a nuestro actual regidor, el popular Juan Igancio Zoido, no le gustó mucho la idea de los anteriores.

Continue reading

A los que se van y a los que se quedan

Uno de los buenos propósitos que me propuse para este 2014 (lo de perder peso y hacer ejercicio más que propósitos son retos) era retomar este espacio que durante mucho tiempo, demasiado diría yo, he tenido en el más absoluto de los ostracismos. Pues bueno, parece que enero ha despertado algo en mí y aquí estoy, dándole al teclado.

Podía escribir sobre cosas que hacen que me hierva la sangre. Por ejemplo, Gallardón y su reforma del aborto, Aguirre y su descarado cinismo, los desmanes de los sindicatos en Andalucía o la incompetencia del PSOE en la oposición. Incluso podría escribir de Rajoy, así, a secas. Pero no, prefiero ‘re-estrenar’ este espacio hablando de la gente que hace pequeñas cosas que son admirables.

JR Mora

Aborto de JR Mora.

Continue reading